Preguntas claves antes de empezar nuestro e-Commerce

Un proyecto de comercio electrónico puede ser tan sencillo como tener un blog e incorporar botones de PayPal o puede ser tan complejo como una tienda online del estilo de Amazon donde no solo se venden sus productos sino que al mismo tiempo es un Marketplace y tiene un potente sistema logístico. Son muchos los factores a tener en cuenta para definir la modalidad de e-Commerce más adecuada a nuestras necesidades. En este artículo me centraré en preguntas claves te ayudarán a tener una visión global del proyecto y lo que implica llevarlo a cabo.

Qué debemos tener en cuenta al montar nuestra tienda online

Tipo de producto o servicio

Hay que tener claro lo que se va a vender y en qué nos enfocaremos. La especialización funciona muy bien en la venta online. ¿Qué tipo de producto o servicio quieres vender? ¿Es descargable, a medida, se requerirá que el cliente envíe material para su personalización, etc.? Si el producto o servicio tiene algo especial la tienda debe ser capaz de poder venderlo del modo adecuado. Pongamos el ejemplo de una tienda online de ropa. Debemos de tener la estructura necesaria para poder comercializar la ropa. Nuestra web se tiene que adaptar a nuestro estilo. Si es una tienda de ropa hippie como esta web en la que venden disfraces hippies, toda la tienda debe de tener una personalidad adecuada al producto para poder transmitir una misma imagen de marca. Además, todo debe de estar adecuado para que el usuario pueda ver los productos de manera cómoda y satisfactoria.

Cantidad de Productos

¿Cuántos productos se quieren vender? Es diferente vender 2 productos que 20.000. Los aspectos relacionados con la logística, elección de plataforma, etc. se verán influenciados por la cantidad. La cantidad de productos puede influir en:

  • Tipo de solución, algunas cobran por número de producto.
  • Tipo de servidor donde se instalará, a más productos necesitaremos un servidor con más recursos. Algunas soluciones sobre todo de alquiler tienen limitado el número de productos que se puede vender.

Temporalidad del proyecto

¿El negocio es temporal? Por ejemplo: necesitas vender un stock o probar si un producto funciona. ¿Se quiere montar un negocio a largo plazo? Puede que el esfuerzo en marketing que se tendrá que realizar para en una tienda online no valga la pena si es un negocio temporal.

Migración. Exportación-Importación

¿Ya se tiene una tienda online? Este punto es para personas que ya tienen una tienda online en funcionamiento. Es importante que tengas claro cómo será el proceso de migración de datos (cuando cambiamos un programa de tienda online por otro). En el caso que necesites hacerlo lo más adecuado es que te asesores con la empresa que te va a realizar el cambios, pregunta el coste, tiempo y lo que implica.

Idiomas. Monedas

¿Dónde están los clientes? ¿Se venderá en diferentes idiomas y/ o diferentes monedas?, esto influirá en la selección de pasarelas de pago, multidivisa, etc. Se debe tener en cuenta que no todas las soluciones de e-Commerce permiten cobrar con diferentes tipos de monedas. Si se piensa vender en varias monedas es fundamental que la solución tenga esa posibilidad. La traducción a otros idiomas debe ser posible y fácil en el caso que el plan de negocio incluya la venta a territorios que hablen diferentes lenguas. No debes olvidarte del futuro. Si se tienen planes, que tu tienda te permita llevarlos a cabo.

Métodos de envío

¿A dónde y cómo se piensa enviar? Algunas empresas tienen gran complejidad es sus tarifas de envío, otras optan por tarifas planas. En cualquier caso se deben poder configurar.

Métodos de pago

¿Cómo se podrá cobrar? Se debe tener en cuenta la compatibilidad de la tienda con la modalidad de cobro que quieras utilizar. Algunos ejemplos de métodos de pago son: Tarjeta de crédito (TPV de Banco). Transferencia bancaria. Efectivo. Contrareembolso. Sistemas de cobro como Paypal, Amazon Payment, PayU, etc.

Buscadores

¿Se quiere tener un buen posicionamiento en Google y otros buscaores? Seguro que sí!. La tienda debe ser amigable con los buscadores y ofrecernos herramientas para trabajar el SEO (Search Engine Optimization).

IMPORTANTE: en un futuro muy cercano Google “castigará” a las web que no tengan un certificado digital. Un certificado digital es lo que permite que tu web o tienda online se vea con https:// Si Google lo pide hay que tenerlo ;)

Imagen gráfica

¿Se quiere una plantilla o un diseño personalizado? Si quieres que la tienda tenga un diseño especial adaptado a tu imagen corporativa, lo más probable es que se necesite un diseño personalizado.

Facilidad de uso

¿La tienda es fácil y rápida de gestionar diariamente? Testear una demo o versión de prueba antes de escoger puede ser de gran ayuda para llevarte sorpresas como que la tienda es complicada de administrar.